SENTIMIENTOS, PENSAMIENTOS Y COMPORTAMIENTO.

Nosotros, los seres humanos, nos emocionamos continuamente. Se podría decir que, de manera más o menos intensa, siempre experimentamos algún tipo de sentimiento, lo que implica que estos intervengan de forma constante en nuestras tareas cotidianas. Esto podemos verlo cuando dejamos de hacer cosas por miedo a lo que pueda pasar, nos enfrentamos a personas que nos enfadan, pedimos estar solos o buscamos compañía en los momentos en los que estamos muy tristes. Además, las emociones no sólo...
Los seres vivos, para sobrevivir, debemos reaccionar ante las variadas dificultades que nos impone el ambiente, el cual nos exige diferentes acciones destinadas a satisfacer necesidades y evitar peligros. Los organismos, a mayor complejidad, más posibilidades de actuación tienen. Consecuentemente, los humanos, aunque somos capaces de comportarnos con simplicidad, de igual manera que la de otros animales, también podemos hacerlo con mucho más elaboración. A todas las formas de conducta, uno...

Todos ser humano, en mayor o menor grado, ha experimentado alguna vez la satisfacción que implica el haber construido, armado, dibujado, arreglado,…, un objeto, dibujo, mecanismo,…, cualquier cosa que, total o parcialmente, haya sido creada por él mismo. El bienestar obtenido, sin duda, tiene parte de su origen en una cuestión práctica; el contar con lo que se ha perseguido hace que, una vez obtenido esto, la persona pueda cubrir necesidades o deseos y, de esa manera, paliar...
Las preferencias de las personas, aquello a lo que dan mayor o menor importancia, cambia conforme estas van avanzando en edad. El que un hombre o mujer de mediana edad tengan intereses diferentes a los que tenían en su adolescencia y a los que tendrán en su vejez es algo normal y asumido por casi cualquiera. Pero, además, según la Teoría de la Selectividad Socioemocional, existe una tendencia del ser humano, en general, a ir modificando los objetivos a los que se presta mayor atención....

Todos, lo reconozcamos o no, nos topamos en ocasiones con partes de nosotros que no nos agradan. Es seguro que muchas veces tienes que vértelas con pensamientos y emociones que te invitan a no compartir, a querer lo que es del otro, a dañar a alguien, etc. Lo habitual, cuando esto ocurre, es que te preocupes por tu forma de pensar y sentir, que intentes evitarlas de alguna manera, que busques justificaciones a eso que no te gusta,…, lo que sea, menos aceptarlo y reconocerlo como una parte...
El bienestar y la felicidad hacen referencia, en sus acepciones más utilizadas, a realidades prácticamente similares. En ambos casos hablamos de una experiencia subjetiva agradable que indica a la persona que las cosas van bien; en otras palabras, que su estado físico y mental son los correctos. Los dos términos encuentran sus opuestos en la tristeza y el malestar, los cuales, de manera obvia, indican la experiencia contraria; aquella que señala que no se está en el estado en el que...

Tener conciencia de nuestra propia existencia es una cualidad que irremediablemente, como especie, nos ha conducido, a lo largo de nuestra existencia, al planteamiento de diferentes preguntas relativas al sentido del propio hecho de vivir y a la posibilidad de que haya algo más allá de la muerte. Así, el rastreo de todas las culturas y sociedades existentes, desde los albores hasta hoy, dan fe de la existencia de grandes dudas y de una enorme variedad de respuesta a dichas cuestiones; siendo...
Los humanos compartimos con muchas de las especies la capacidad de emocionarnos y, consecuentemente, gran parte de las funciones que esta conlleva y de las estructuras biológicas la sustentan. Tanto para unos como para otros, las emociones son una ayuda esencial a la hora de poder adaptarnos al ambiente en el que se desarrolla nuestras vidas; podría decirse que estas actúan en forma de radar o mecanismo biológico que lee lo que ocurre fuera y dentro de nuestro cuerpo para provocar...

Si preguntamos a cualquier persona cuál es la característica de la especia humana más significativa, aquella que la hace diferente de las demás, esta nos nombrará con mucha probabilidad cosas como la capacidad de pensar, la razón, el tener ideas, la inteligencia o algo similar; ocurriendo algo muy parecido si ahondamos en cualquier obra de filosofía, religión, ciencia, arte,…, que trate dicha cuestión. Así, la importancia de los pensamientos y, más aún, las diferentes formas de...
Los seres humanos distinguimos con bastante claridad los momentos en los que nos sentimos bien de aquellos en los que nos sentimos mal. En otras palabras, diferenciamos fácilmente entre emociones positivas y negativas, agradables y desagradables, deseadas e indeseadas. De igual manera, cualquiera de nosotros que se enfrente a la posibilidad, real o figurada, de escoger entre experimentar las unas o las otras optará, sin dudar, por las primeras: preferirá la alegría a la tristeza, la...

Mostrar más