ORIGEN Y SIGNIFICADO DE LA PSICOLOGÍA TRANSPERSONAL.

Según Groff (2010), lo que hoy día conocemos como psicología transpersonal nació a finales de los años 60 del siglo pasado a partir de otro enfoque, el humanista. Modelo, este último, surgido algunos años antes en respuesta a las escuelas predominantes en ese tiempo, la conductista y el psicoanálisis freudiano. 

Hasta ese momento, la psicología conductista se centraba casi en exclusiva en la modificación de la conducta humana, sin apenas atender a cuestiones fundamentales en la vida de las personas como el amor, la autoconciencia, la libertad, la moral, el arte, la espiritualidad, la crueldad, la ambición,… tópicos que, ante dicho abandono, adoptó la psicología humanista como objeto prioritario de estudio.

A la vez, el modelo psicoanalítico de principios de siglo atendía únicamente a las conductas patológicas. El enfoque humanista, por su parte, se esforzó por  cambiar el foco de atención hacia los procesos psicológicos que se daban en personas sanas y especialmente los que tenían lugar en aquellos que se mostraban en un estado psicológico más allá de lo normal.

A pesar de que las importantes aportaciones de esta nueva psicología, los mismos creadores pronto se percataron de que, en su intención de estudiar lo que se había dejado fuera hasta el momento, habían descuidado una gran dimensión; la espiritualidad.

Ante esta nueva necesidad, se dio forma a otro enfoque psicológico centrado en áreas como las experiencias  místicas, los trances, la consciencia cósmica, los estados psicodélicos, etc. Este se dio a conocer con el nombre psicología transpersonal, el cual hace referencia a lo que hay más allá de lo personal. Si se entiende lo personal por los estados de conciencia considerados como ordinarios, el objeto de estudio de esta nueva psicología son los conocidos como estados no ordinarios de conciencia. Aunque, para ser más precisos, esta psicología no se encarga de todos los estados no ordinarios de conciencia, sino solo de un grupo de ellos; los que tienen un elevado valor para el bienestar, la evolución, la transformación,… Los que, a menudo,  son definidos como aquellos que permiten un acercamiento o evolución hacia la totalidad o, dicho de otra manera, hasta el resto de realidad que comúnmente no observamos desde estados personales, ordinarios o humanos.

La psicología transpersonal, por lo tanto, es aquella parte de la que sitúa su campo de estudio en los estados de conciencia que nos permiten ver otra realidad complementaria a aquella con la que convivimos la mayor parte del tiempo y que experimentamos a través de las diferentes funciones cognitivas y construcciones psicológicas ampliamente estudiadas por las escuelas y movimientos psicológicos que trabajan en un ámbito personal: expectativas, emociones, atribuciones, creencias,… buscando, de esta manera, conocer cómo nos manejamos en esa realidad, qué efecto tiene esto en los otros estados, cuáles son las mejores técnicas para interactuar con ella, etc.

 

Lista de referencias.

Grof, S. (2010). Breve historia de la psicología transpersonal. Journal of Transpersonal Research. 2. 125-136

 

Autor: Juan Antonio Alonso

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Katie Zipp (miércoles, 01 febrero 2017 17:14)


    It's actually a nice and helpful piece of information. I am glad that you shared this helpful information with us. Please stay us informed like this. Thanks for sharing.

  • #2

    Tasia Truss (jueves, 02 febrero 2017 19:31)


    There's definately a lot to learn about this issue. I like all the points you made.