PROBLEMAS TRATADOS

En el Gabinete de Juan Antonio Alonso es atendida una amplia gama de problemas psicológicos del adulto y el joven (aproximadamente, desde los 16 años). Aplicándose las terapias, tanto a casos individuales como a parejas y familias.

Un conjunto de problemas muy común y que es trabajado con mucha frecuencia es el relacionado con la ansiedad. Estos suelen mostrase en la persona en forma de nerviosismo, alerta continua, miedo, sensaciones corporales incómodas como la sensación de mareo, falta de aire, etc.

El estado de ánimo depresivo o estado afectivo caracterizado por una tristeza profunda o riesgo serio de caer en esta, acompañado de una falta de vitalidad y capacidad de disfrute, también se encuentra entre las dificultades vistas mayor asiduidad. 

Una problemática que, de igual manera que las anteriores, es tratada usualmente por Juan Antonio Alonso,  es la relacionada con los conflictos de pareja. Presentándose estos de forma muy diversa, las expresiones fundamentales son en forma de mala comunicación, conflictos permanentes, sensación de poca valoración, desconfianza excesiva, etc. Atendiéndose, dentro de este ámbito, no solo aquellas situaciones destinadas a mejorar la relación o evitar la ruptura, sino que también se ofrece apoyo a aquellos que están en proceso de separación y necesitan de una guía para que esto sea llevado de la mejor manera.

Los pensamientos intrusos y obsesivos ocupan un espacio bastante similar a las sintomatologías ya descritas, haciendo su aparición en consulta regularmente. Estos se caracterizan por  ser un conjunto de ideas que se presentan a la persona de forma involuntaria, repetida  y emocionalmente intensa;  llegando estos a interferir en las actividades habituales de quien los padece y, por lo tanto, impidiéndole llevar a cabo una vida satisfactoria.

Las relaciones familiares y, en especial, las que tienen lugar entre padres e hijos, son observadas y tratadas de igual forma que las descritas hasta ahora en este gabinete psicológico; relacionándose comúnmente con dificultades en la comunicación, en el reparto de responsabilidades, en la presencia de distanciamiento afectivo, etc.

El duelo complicado, no solo por la pérdida de seres queridos, sino también por otros cambios bruscos en la vida de las personas  también son comunes. En concreto, nos referimos a un estado de ánimo caracterizado por una sensación muy intensa de tristeza y desesperanza que puede surgir en aquél que ha sufrido el fallecimiento de una persona importante, que ha roto de forma brusca una relación sentimental, que ha sufrido un cambio repentino de ciudad o país, que ha perdido bruscamente el trabajo, etc.

Otra dificultad que suele trabajar este psicólogo es la relacionada con el autocontrol o, en otras palabras, aquella que tiene que ver con la dificultad para poder postergar o dejar de ejecutar determinadas acciones que, aun sabiendo este que suponen un perjuicio a medio y largo plazo, se siguen haciendo por el beneficio inmediato que proporcionan. Siendo este un ámbito muy amplio que va desde el abandono determinados proyectos ante la mínima dificultad (ej. estudios, trabajo, búsqueda de trabajo, etc.), hasta descuidar la familia por determinada cuestión de menor importancia (ej. salir con los amigos, una afición determinadas, etc.). 

Dificultades que igualmente suelen verse  son las relacionadas con la desorientación en la vida, sentimientos de insatisfacción, desmotivación, etc. Estados en lo que, sin tener sentimientos profundos de tristeza o estados nerviosos exagerados, pueden crear una intensa sensación de vacío o falta de dirección en la vida que conduce a una limitación importante.

Pueden darse problemáticas que no han sido descritas de forma concreta en este apartado, pero que tienen cierta similitud o están entre varias de las descripciones realizadas y que son tratadas normalmente; por ejemplo, miedo excesivo a enfermedades, dificultades en la gestión de las emociones, incapacidad o dificultad para mantener relaciones personales, desorganización excesiva en la vida, indecisión continua, etc.

Además, de forma general es muy habitual usar los servicios de este psicólogo para consultar dudas sobre cualquier cuestión psicológica sobre las que se presenten dudas y se precise la opinión de un profesional cualificado. 


Todo el trabajo terapéutico se realiza individualmente en el despacho principal de gabinete (incluso las sesiones on-line ). Las parejas o miembros de una familia (ej. padre e hijo) que trabajen un problema común, serán atendidos uno tras el otro; aunque pudiéndose llevar a cabo actividades conjuntas, e incluso sesiones completas, dependiendo del desarrollo de la terapia de las cuestiones concretas que estén siendo tratadas.


Si no tienes muy claro si lo que necesitas está entre lo que aquí se muestra, no dudes en ponerte en contacto con Juan Antonio; este te atenderá encantado.