Problemas Familiares

La familia es un territorio conocido por todos; la mayoría de personas se han criado en el seno de ella y, para los que sienten que esto no ha sido así, la conciencia sobre el propio hecho les hace tener conocimiento de su existencia e importancia. Aún así, a pesar de ser ampliamente reconocida, la definición de esta resulta compleja; existiendo una variedad significativa de formas de entenderla, describirla y afrontar sus dificultades y, a la vez, cierto consenso en cuestiones esenciales que sirven tanto para su conceptualización como para su el abordaje de la problemática que se presenta dentro de esta.

Para Váldes (2007), a lo largo de la historia esto se ha intentado hacer apuntando  a determinados aspectos como esenciales  en el hecho de que alguien considere a la familia como tal; algunos han señalado al parentesco como el aspecto clave y otros a la convivencia bajo un mismo techo o a los lazos afectivos. Pero, según este autor, ninguno de estos por sí mismo, o en combinación con  los demás, indican realmente lo que la familia significa; dejando fuera de la definición a personas que en algunos casos podrían ser considerados como tales o incluir a otros que realmente no serían tomados como dentro de ella. De este modo, este indica que hoy día  se hace imposible contar con una definición de familia que sea universal  y sí con una gran diversidad de formas de entenderla que abarcan la gran variedad de modelos y maneras de vivirla.

A pesar de la dificultad para encontrar una interpretación única del concepto, diferentes autores si han encontrado elementos comunes entre todas las formas de entender a la familia por aquellos que sienten que pertenecen a una de ellas. Por ejemplo, Minuchin y Fishman (2004)  afirman que la mayoría de personas la entienden como  un grupo en el que estas buscan apoyo y que, a la hora de relacionarse con el resto de miembros que lo conforman, se reconocen como individuos con identidad propia; pero, cuyos comportamientos, influyen en el resto y, por lo tanto, aceptando este una serie de pautas que rigen las formas de relacionarse de los miembros y que todo componente de esta conoce.

Siguiendo a los últimos autores citados, dentro del grupo familia existen otros sistemas más pequeños que, a su vez tienen sus reglas propias que influyen de manera particular en ellos mismos y en el gran grupo. De esta manera, tanto cuando la familia se comporta de forma correcta, como cuando lo hace deficitariamente, depende de diferentes factores que afectan tanto a esta en su totalidad como a las partes o sistemas dentro de esta.  De este modo, podrían surgir problemas que vengan dados a nivel individual, de pareja, de figuras paternales, entre hermanos, entre grupos de hermanos, entre los miembros del mismo sexo, etc. 

Desatnik (2004), señala que para Minuchin y Umbarger, colaborador el segundo del primero durante muchos años, las dificultades en la familia pueden observarse por problemas en las normas o límites establecidos en los sistemas o grupos dentro de la familia, en las jerarquías establecidas entre los miembros de estos y por las alianzas, coaliciones y triángulos que también pueden darse entre ellos. 

Para estos,  los miembros dentro de la familia atienden de manera continua a diferentes pautas de comportamiento que indican quién y cómo se participa en los diferentes grupos dentro de la familia; apareciendo dificultades cuando estas no están claras o son demasiado rígidas.  Por otro, en esta es necesario que se respeten determinadas jerarquías en las que se establece el que detenta el poder y el que debe obedecer; siendo especialmente importante aquella referida a los padres e hijos y entre personas de diferentes generaciones; surgiendo  tensiones y muestras de algún problema cuando estas no están bien establecidas. De igual manera, las alianzas entre dos personas de la familia para lograr determinados fines, las coaliciones en las que son varios miembros los que aúnan intenciones o los triángulos en los que dos personas se unen con motivo de hacer fuerza frente a un tercero, también pueden ser generadoras de dificultades.

Desde otra conceptualización de las dificultades en las familias, el modelo  estratégico de terapia familiar pone en el acento en cuatro ámbitos en torno a los que se presentan todos los problemas familiares. Uno de estos es el poder y las dificultades que surgen por la posesión de este,  otro es el deseo que los miembros de la familia tienen por ser amados  y las tensiones que aparecen entre aquellos que no se sienten aceptados, el tercero es el deseo por amar y proteger a otros miembros y, el cuarto, las dificultades que surgen cuando algún miembro a ofendido o dañado de alguna manera a algún miembro u otros miembros; conllevando esto último un clima de pesadez, tensión e incomunicación (Sánchez, 2000).

 

Lista de referencias.

Desatnik, O. (2004). El Modelo Estructural De Salvador Minuchin. En Eguiluz, L.L. (2004). Terapia Familiar. Su Uso Hoy En Día. México. Pax México.

Minuchin, S. Y Fishman, H.C. (2004). Técnicas De Terapia Familiar. Buenos Aires. Paidós. 

Sánchez, D. (2000). Terapia Familiar: Modelos Y Técnicas. México. Manual Moderno.

Váldes, A. A. (2007). Familia Y Desarrollo. Intervenciones En Terapia Familiar. México. El Manual Moderno.


Artículos del blog que tratan contenidos relacionados con los problemas familiares

Consejos Para Entenderte Con Tu Hijo Adolescente

Somos Individuos, Somos Grupo.