· 

Mindfulness Y Pensamiento Crítico.

Lo que conocemos como pensamiento crítico puede entenderse como una forma de pensar deliberada en la que el pensador se plantea preguntas oportunas para resolver problemas relevantes;

donde, además, recogerá y evaluará la información necesaria para responder a estas y, por tanto, poder llegar a conclusiones que le permitan plantear soluciones. Siendo necesario, para que realmente se trate de pensamiento crítico, una apertura a las diferentes opciones que aparecen. Así, puede considerarse este tipo de pensamiento como un pensamiento de calidad en el que se intenta analizar y evaluar dejando a un lado los prejuicios, la desinformación y la arbitrariedad (Paul y Elder, 2003).

El mindfulness, por su parte, nos indica tanto un proceso o grupo de procesos psicológicos como la técnica para mejorar este o estos. Respecto al primero, nos referimos a la capacidad para percibir los fenómenos mentales y no mentales con claridad; desde una perspectiva en la que estos son observados sin una implicación en ellos. Las técnicas, por su parte, nos hablan principalmente de meditación formal e informal

Estas han sido usadas tradicionalmente en el mundo oriental, habiéndose adaptado hoy día para su utilización psicoterapéutica. Incluyéndose dentro de este otras prácticas que, aún fomentando el mindfulness,  son algo distintas a las meditativas propiamente dichas; desatancando entre estas  las que se agrupan dentro de las conocidas como terapias de tercera generación. Estás últimas actualmente son trabajadas en nuestro país por diferentes profesionales como es el caso de un gran número de  psicólogos en Bilbao, Murcia, granada, Madrid, Almería, alicante,…

La relación entre el mindfulness y el pensamiento crítico ha sido poco investigada, siendo uno de los pocos estudios que ha examinado los mecanismos que están en la base de esta relación el llevado a cabo por Noone, Bunting y Hogan (2016).

Esos investigadores, partiendo de datos de otros estudios en los que los resultados indicaban que el mindfulness mejoraba determinados aspectos de las funciones ejecutivas (grupo de funciones que permiten dirigir y planificar al resto de funciones mentales) se plantearon la hipótesis de que aquellas personas con un desarrollo considerable en mindfulness deberían también tener un muy buen rendimiento en pensamiento crítico y que, además, esto debería estar mediado por algunas funciones dentro de las ejecutivas. Así, además de refutar o aseverar dicha relación, se plantearon definir qué funciones dentro de estas últimas eran las que estaban relacionadas: monitorización, inhibición, planificación,…

El estudio se llevo a cabo con una muestra de 178 estudiantes universitarios a los que se les evalúo, a través de diferentes escalas y subescalas aplicadas informáticamente, respecto al rendimiento de sus diferentes funciones ejecutivas, su capacidad de pensamiento crítico y desarrollo del proceso de mindfulness

Los resultados confirmaron la relación entre pensamiento crítico y desarrollo del mindfulness. Concluyéndose, además, que esta relación no es directa y sí a través de las funciones ejecutivas y, en concreto, por medio de la inhibición. La cual, según Papazian, Alfonso y Luzondo (2006) consiste en la capacidad para inhibir una respuesta prepotente, una ya iniciada previamente, la memorización de información irrelevante o  la interferencia consecuencia de pensamientos previos o de de elementos perceptivos que pueden distraer.

Por tanto, parece fácil relacionar el entrenamiento en las diferentes técnicas mindfulness con la mejora de la inhibición y, a través de esta, con un mayor desarrollo del pensamiento crítico. Así, podría decirse que estas técnicas aportan una mayor capacidad para evaluar y razonar dejando a un lado aquellos elementos que interfieren en que esto sea llevado a cabo;  permitiendo, por tanto, no deformar el juicio por condicionantes ideológicos, conocimientos anteriores o cualquier elemento externo que interfiera en una correcta visión de los hechos.

 

Lista de referencias.

Noone, C., Bunting, B. & Hogan, M.J. (2016). Does Mindfulness Enhance Critical Thinking? Evidence For The Mediating Effects Of Executive Functioning In The Relationship Between Mindfulness And Critical Thinking. Frontiers in psychology. 6. 2043. doi: 10.3389/fpsyg.2015.02043

Papazian, O., Alfonso, I. y Luzondo, R.J. (2006). Trastornos de las funciones ejecutivas. Revista de neurología. 72 (3). S45-S50.

Paul, R. y Elder, L. (2003). La mini-guía para el pensamiento crítico, conceptos y herramientas.  Dillon Beach. Fundación para el pensamiento crítico.

 

Autor: Juan Antonio Alonso

 

Artículos relacionados:

Diferentes Formas De Entender La Meditación.

Diferentes Formas De Entender La Meditación II.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0